Crumb

Crumb ★★★★

La vi hace mil años de joven amante del cómic underground. Ahora, con perspectiva de pureta, veo que toca temas que antes me eran provocadores porque sí pero siguen muy vigentes en la actualidad: salud mental, el rollo pervertido sexual… 

Como sus cómics, mitad tope loquer y mitad asco y pena. Algo así.