Evangelion: 2.0 You Can (Not) Advance

Ningún artista acaba nunca una obra. Siempre cabe cambiar, corregir o mejorar algo. Ese fleco, esa idea, esa expresión. Algo así como la satisfacción plena es imposible en la mente o el corazón del artista. Pero hay que dejar ir las cosas. Aceptar que no, no podemos estar siempre puliendo aquello que ya es perfecto de por sí.

Hideaki Anno no piensa igual.

Evangelion: 2.0 You Can (Not) Advance se sale del canon establecido en Neon Genesis Evangelion re-escribiendo situaciones hasta el punto de que, ya desde su primer minuto, el parecido con la serie se da a fogonazos. Son escenas. Frases. Momentos. Pero todo está reconstruido, reordenado y, en muchos casos, directamente cambiado o tomando otro camino completamente diferente al que recordábamos.

En otras palabras, esto no es un remake. Esta es una versión completamente nueva de la misma historia.

¿Misma? Aún es pronto para decirlo. Pero Kaworu Nagisa sigue insistiendo en que esta no es la primera vez, el final de la película acaba donde acaba la serie —Shinji deviene dios, el temido tercer impacto deviene de la mano del hombre—, pero todo es tan diferente con respecto de aquella que es imposible creer que va a ser igual. A fin de cuentas, ya no lo es. Quedan dos películas por delante, no sabemos quién sigue vivo y quién está muerto y nuevos actores presentes en la función.

Anno ha apretado las tuercas, es más claro y directo en sus intenciones, pero sigue ocultando algo. Nos deja entrever su mano, pero no nos la enseña del todo. ¿Qué ocultará Anno?

No lo sabemos. No podemos saberlo. Pero sea lo que sea, si es como You Can (Not) Advance, bienvenido sea.

Report this review