ma ma ★★★★

Reconozco ser blanco fácil para un tema que por desgracia me ha tocado de lleno un par de veces. Reconozco también que iba con las expectativas bajo mínimos por todo lo escuchado sobre ella -hay que ver la inquina que le tiene la peña a Médem cuando antes era el summum de la cinefilia-. Puede que sea por lo uno o puede que por lo otro, pero para nada me ha parecido la catástrofe de la que todo el mundo habla. Es más, sin ser una obra maestra -ni mucho menos- y chirriándome no pocas cosas, me ha acabado gustando y he llorado como una magdalena. Ea, ya está, ya lo he dicho.