The Favourite

The Favourite ★★★★½

Sin pensármelo dos veces, The Favourite es la discutible mejor película del pasado año. Y en mi opinión, de mis tres favoritas por igual (Junto a The Miseducation of Cameron Post y Cold War). Me gusto el como Yorgos no solo se embarcase en una nueva orientación cinematografica, sino que haya manejado con altura el estar fuera de su zona de comfort como si ya lo hubiese implementado antes de.

La fotografía tan bella que contiene es la fortaleza prominente que permite observar y atravesar la naturaleza técnica y estética del filme. En general
La estética de la obra es lo que más me atrajo y también lo que terminara atrayandote a ti: la variada cantidad de ángulos usados, el uso innovador de la cámara analógica, el cargo emocional de los planos significativos o lo constantemente exigente que fue así misma en este aspecto, solo consigue consumar una hermosa composición entre el detalle y la amarga poesía de la prosa y logra establecer un patrón de identidad de mucha notoriedad. Recordándome un poco al estilo Kubrickniano y a su tan marcado perfeccionismo que tanto se ha mencionado a lo largo de los años

La creatividad satírica de Yorgos para proyectar, delimitar y desarrollar los temas entregó la esencia distintiva a la película: desde la presentación de como la corrupción produce un poder inconsciente a un individuo o también todo lo que implica el interés, la codicia, la ambición y un amor no grato. Cabe destacar el peso actoral del trío Colman-Weisz-Stone, que sólo reafirmaron y atribuyeron la credibilidad inherente a la obra, que pudo elevar por igual la intención artística del director. Me rindo ante las tres

Para terminar dando en el clavo, yo hubiese optado por redefinir un mejor final de esta y así reforzar y aportar más a la símbologia que construye en esta instancia, pero esto es un sentimiento personal ya que pedirle a Yorgos que confeccione una conclusión clara es como pedirle a un perro que ponga huevos: es impensable

De todas formas, The Favourite es una obra sobresaliente que se logra sostener por sí sola, es un potencial que filme que podría revolucionar el séptimo arte en algún futuro no tan lejano y es, hasta la fecha, la mayor epítome artística de Yorgos Lanthimos

No valoren The Favourite como la moderna Barry Lyndon del siglo XXI o como su remanente, The Favourite es sólo la The Favourite de este siglo. Algo de un valor único