Avengers: Infinity War ★★★★★

This review may contain spoilers. I can handle the truth.

This review may contain spoilers.

Cuando alguien habla de "ver el cuadro completo", lo primero que viene a mi mente es Marvel Studios. Durante diez años han producido películas y series que funcionan de manera individual, cada una con su propio género y narrativa, pero dejando algunas conexiones aquí y allá para hacerle entender al público que todo está sucediendo en un mismo universo.

Sin embargo, estas producciones siempre han tenido la misma constante: sus antagonistas suelen ser personajes con motivaciones débiles y eso propicia que, salvo honrosas excepciones, no haya consecuencias graves para los personajes principales. Casi todos los "villanos" se quedan sin oportunidad de crear una verdadera conexión con el público, y pasan a ser genéricos y efímeros.

Regresando al 2018, no había ninguna duda de que Avengers: Infinity War sería un éxito rotundo sin importar lo que pasara, ya que es la celebración de toda una década de historias interconectadas donde los hermanos Russo (a quienes admiro desde Community) tendrían la nada fácil tarea de reunir y dirigir en pantalla a más de 30 personajes principales.

Quizá la palabra "celebración" no es la adecuada.

La narrativa de Infinity War está construida enteramente alrededor de Thanos, el villano más poderoso según la mitologia de Marvel Cómics y quien ha sido mencionado en algunas de las 18 películas que preceden a este evento. Gracias a ello (y por primera vez en la historia), logramos entender a fondo sus orígenes, sus motivaciones y su lado, digamos, humano. Y por supuesto, la razón por el cual es considerado el más poderoso del universo (a los 5 minutos de la película ya le había puesto una madriza a los dos héroes físicamente más poderosos del universo Marvel).

El resto de los personajes se va integrando a esta historia de forma bastante hábil ya que de alguna manera, los hermanos Russo lograron que cuando aparece cada uno de ellos, pareciera que estuviéramos viendo un pedacito de sus películas, con sus propios tonos en los diálogos e interacciones (la aparición de los Guardianes de la Galaxia fue la más aplaudida en la sala donde yo estaba). De ahi en adelante, los momentos de interacción y las secuencias de acción con cada uno de ellos son espectaculares, divertidas y cada una mejor que la anterior.

Infinity War parece que va siguiendo una estructura tradicional de Marvel hasta que llega el momento más humano de Thanos: asumir que para ganar, tiene que perderlo todo (a diferencia de todos los héroes). Y asumiendo su dolor, sigue adelante hasta que logra su objetivo.

Asi sin más: el villano es quien gana en esta película y el último cuadro es él, descansando y sonriendo porque en su retorcida mente, acaba de salvar al universo matando a la mitad de los seres vivos que existen en él.

Vaya patada en el estómago de parte de Marvel (sin mencionar la manera tan dramática en que la mitad de los héroes va desapareciendo). Lo que debía ser una celebración, se convirtió en un festival de lágrimas (y algunos desmayados) al interior de todas las salas de cine del mundo.

Y eso es precisamente lo que hace de esta la mejor película en la historia de Marvel Studios: la habilidad de contar una historia con tantos personajes, dándole a cada uno su momento, con un excelente villano, y con consecuencias reales. Y porque es la primera película de superheroes que deja desesperanza y dolor en el público.

En un año se estrena Avengers 4. Sin duda, este será el año más largo de mi vida.

Christian liked these reviews