Loving ★★½

El anuncio de televisión llamó mi atención, pero lo que realmente me hizo interesarme por esta película fue que trataba el tema de la toxicidad en las relaciones de pareja en adolescentes. Esta es una cuestión más personal y siempre mee gusta ver cómo me retrata, sobre todo si se hace o no apología de ella en manera alguna. Y "Amar" trata como puede este tema.

La película nos presenta a Laura, una joven de diecisiete años que está en una relación de esas pastelosas con Carlos, de dieciocho años. Es esa clase de relación en que están siempre pegado al móvil aunque se hayan visto cinco minutos atrás. Con sus más y sus menos la relación funciona, pero es cuando entran los celos cuando la cosa se enturbia.

La forma en que "Amar" muestra ambas caras de la relación, en ocasiones con magistrales planos de cámara como uno en el que se ve a Laura a través de los barrotes de su portal. Nos muestra a una Laura que quiere dejar atrás la relación y avanzar, y a un Carlos obsesivo con ella hasta el punto de querer saber qué hace y qué deja de hacer en su ausencia hasta el punto de tratar de sabotear las relaciones que Laura pueda tener.
En ese aspecto refleja de una forma clara y buena cómo son estas relaciones. En ocasiones no nace de una intencionalidad esa toxicidad, sino que nace poco a poco cuando todo se tuerce. "Amar" no nos muestra a Laura culpable en modo alguno, pero tampoco deja a Carlos como inocente.

Aunque el balance a nivel de intenciones es bueno, la película adolece de unas actuaciones que no terminan de hacer que entre en la historia, a lo que el guion no consigue ayudar con sus diálogos artificiales con pequeños golpes de genio.

No lo negaré, esperaba más, pero la he disfrutado.