Momentum ★★★★

Parte de una premisa bastante sencilla: Alexis, nuestra protagonista, ha participado en un robo de unos diamantes en una operación que no sale del todo bien. Como consecuencia se ve huyendo tanto de la policía como de un grupo de gente que no quiere hacerle bien, precisamente.

Tiene todos los ingredientes de las películas de acción, pero lo que más me sorprendió fue la caracterización del personaje de Alexis y de la del antagonista principal, el señor Washington. Ambos, a diferencia de lo que estas películas suelen ofrecer, no son personajes tan planos como podría parecer en un primer momento. Alexis tiene remordimientos por sucesos ocurridos en el pasado y cierto código moral. Es valiente y piensa muy rápido. Washington, por otro lado, es prepotente y, aunque reconoce las habilidades y no subestima a Alexis, hay una parte en él que se cree ganador en cada uno de los encuentros. Alexis siempre piensa a largo plazo mientras que él se queda sólo en el momento.

No tengo mucho más que decir salvo que:
1) No me gustó que se mencionase que los sicarios iban a violar a cierta personaje, pero me alegro que no se llevara a cabo, por mucho que fuera "off-camera".
2) La película y los personajes son bastante sólidos para los estándares de este tipo de cine en que son un grupo de "malos" contra nuestro protagonista "todopoderoso".
3) El personaje de Alexis usa mucho más la inteligencia que los puños para ganar la partida, que no quita que no haga uso de la violencia, pero lo hace de una forma planeada y concienzuda.

En resumen, si os gustan las películas de acción y estáis hartas/os del protagonista hombre americano que avanza la trama a golpe de cabezazos con unos antagonistas con la inteligencia de una piedra, esta es sin duda vuestra película.