Ernesto Diezmartinez

Crítico de cine en Letras Libres y en otros lugares más. Mi blog: www.patreon.com/diezmartinez

Favorite films

  • The Godfather
  • In the Mood for Love
  • Tokyo Story
  • The Purple Rose of Cairo

Recent activity

All
  • The Predator

    ★★

  • Predators

    ★★★

  • Travelling Actors

    ★★★

  • Prey

    ★★★

Recent reviews

More
  • Woman in the Mist

    Woman in the Mist

    ★★★½

    Una mujer en la niebla es un sobrio shomin-geki que, aunque termina avanzando en su segunda parte hacia un desarrollo argumental trágico, al estilo de los filmes de las “mujeres perdidas” de Mizoguchi, nunca llega a esos sublimes extremos melodramáticos...

    Mi crítica: www.patreon.com/posts/semana-de-cine-69907139

  • Priest of Darkness

    Priest of Darkness

    ★★★½

    Kochiyama Soshun (Kôchiyama Sôshun, Japón, 1936), vigésimo-primer largometraje de Sadao Yamakana (1909-1938) y segundo de los tres que se conservan completos, vale mucho la pena por dos razones. Por un lado, para constatar la maestría que como cineasta y guionista había alcanzado el malogrado Yamakana a estas alturas de su carrera y, en segunda instancia, porque en en la película podemos disfrutar de uno de los primeros trabajos de la legendaria súper estrella Setsuko Hara (1920-2015), quien cuando apareció en…

Popular reviews

More
  • This Is Not a Comedy

    This Is Not a Comedy

    Gabriel (el propio codirector Gabriel Nuncio) es el comediante del título, un pobre diablo que en todo lo que hace o quiere hacer -el standup, escribir un guion, hacer la voz de un gato en un comercial, donar semen a una amiga, adoptar un perrito- es un fracaso. Aunque hay algunos personajes que de vez en cuanto le dicen que es gracioso, esto es muy hipotético y el propio título de la cinta en inglés -This is not a comedy-…

  • The Northman

    The Northman

    ★★★★

    Robert Eggers hace cine serio y en serio, en más de un sentido. Desde el insuperable final de su opera prima y, hasta el momento, obra maestra La bruja (2015), era evidente que Eggers no se toma nada a broma ni tiene, tampoco, demasiado sentido del humor. Su impulso narrativo está guiado por una búsqueda casi maniática de lo “auténtico”, por una suerte de fetichismo por lo “real” y “verdadero”. En sus mejores momentos, Eggers hace un cine que exige…