The Favourite

The Favourite ★★★

Haré mi confesión y diré que realmente no estoy familiarizado muy bien con el cine de Yorgos Lanthimos ya que sólo he visto The Killing of a Sacred Deer (la cual si me agradó pero debería revisitar pronto) y pecado, oh pecado, no he visto The Lobster. Entonces, no estoy muy al tanto del estilo, de los temas o los motifs usuales que podría utilizar en sus filmes, pero, a juzgar por lo que leo en las reseñas de otros, hay sin duda varios aspectos definitivos que unen de una manera u otra su trabajo como director.

Lo primero que veo es un aspecto técnico impecable. La fotografía, edición, banda sonora, vestuarios y producción en general son excelentes. Siendo un period drama no podría esperarse menos que algo que te sumerja totalmente en la época que vemos y ahí nos encontramos desde la escena uno. El trío de actuación que forman Stone, Weisz y Colman es fantástico, pero Colman se lleva la estrellita sobre la frente de principio a fin. Esta reina berrinchuda, casi infantil, consternada pero severa, está de aplaudirse de pie, le creo todo con el puro gesto.

La historia revuelve en una lucha de poder y de ambición personal que teje la trama de toda la película y organiza la agenda de cada uno de los personajes en ella. Al menos en los personajes principales, podemos ver que cada uno busca un cometido y utiliza su posición de poder (el que sea que ejerzan en ese momento) en toda su extensión para llegar a ello. Y creo que es esto lo que Lanthimos trata de dejar en claro. La traición, la conveniencia y lo irónico de encontrarse en la posición que uno busca cuando siempre existe alguien por encima de nosotros que pueda subvertir nuestro poder. Este juego de posiciones entre los personajes, es tanto ingenioso y preciso como infantil y absurdo. Y así, esto es lo que reluce en presentación. La rivalidad entre Abigail y Sarah, la búsqueda de atención desesperada por parte de la reina, hasta las ambiciones políticas de Harley, todos fluyen dentro de la misma red de intereses. Esto y con un toque de sutil humor negro, Lanthimos construye su historia, depositando todo en sus personajes para hacerla funcionar.

Y a pesar de que todo lo mencionado anteriormente en conjunto suena muy bien... no terminó de agradarme del todo. Es otra de esas situaciones para mí de: ''Sé y reconozco que es buena pero no me agrada como tal''. Creo haber tenido un sentimiento similar con The Killing of a Sacred Deer, pero creo que no tanto realmente. Tal vez es que por más elevada que sea la ejecución de la historia y de los aspectos técnicos, la historia no termina por convencerme de agradarme. Es curioso.

Pero bueno, Óscar en vestuario y una pelea fuerte con Roma para cinematografía por seguro. No vería esta película con mis abuelos, no es cine para abuelos.

Edgar liked this review