Adelheid ★★★½

Sorpresón importante. Bien es cierto que estamos hablando de Vlácil y a estas alturas debería haber ya poco hueco para la sorpresa, pero la verdad es que esperaba una película no tan notable dentro de su filmografía, claramente inferior a Holubice y lejos de rivalizar con las grandes de su tiempo. No obstante, en lugar de eso observo una cinta madura, sombría, delicadísima y con el tacto y la mirada lírica que son ya seña de identidad del cineasta checo. Tan bella como profundamente triste.