Blue Boy

Blue Boy ★★★

Usando el mismo estilo de cámara que Errol Morris donde el entrevistado nos mira justo a los ojos, Abramovich filma a trabajadores sexuales hombres en Berlín.
Cada persona se escucha a si mismo hablar sobre su trabajo y podemos en notar en sus reacciones un dejo de nostalgia, osadía y conformidad con su vida.
Aunque puede decir, ahora, que vi todas las películas de Abramovich está es la que me cuesta más decodificar el mensaje porque no sé si tiene algo abolicionista o los filma para mostrar que también existe la prostitución masculina.