Napoléon, vu et entendu par Abel Gance

La que vi en realidad fue la versión sonorizada de 100 minutos, que funciona como resumen de los grandes momentos de la anterior y en la que se introduce un eje dramático un tanto "teatral". Las imágenes, pasadas a 24 fps, lo aceleran todo. El discurso sobre Napoléon es aún más ambiguo, si cabe, que en la película original.