Coherence ★★★★½

Empezar a ver esta película y pensar a los 5 minutos que no me iba a gustar, equivocarme totalmente y alegrarme de no haber decidido quitarla.
Sin efectos especiales y rodada prácticamente con cámara en mano demuestra que lo único que hace falta es tener una buena historia. Es de esas que puedes ver una y otra vez y descubrir siempre algo nuevo.