Joy ★★★½

Me ha gustado mucho esta peli, iba con mis prejucios sobre todo porque no me creo que una actriz de la edad de Jennifer Lawrence tenga dos hijos, lo siento, no cuela, y hasta así ha cumplido mis expectativas (aunque cada vez que saliera con los niños me pareciesen sus hermanos pequeños).
Algunas de las cosas que le dicen a Joy son terribles, eran los 90... menosprecian sus ganas de sacar una empresa adelante y la tratan como si estuviera teniendo un hobby en el que entretenerse (en el que ha invertido todo su dinero, ha puesto en riesgo su casa y ha pedido dinero prestado... si, un hobby), es horrible, sobre todo porque tampoco se aleja mucho de los que nos pasa a las mujeres 25 o 30 años después.
Así que solo por eso ha merecido la pena verla.