Sightseers ★★★½

Reviso vía Netflix una de mis películas favoritas de Sitges 2012, la comedia negra del punk, demoníaco y genial Ben Wheatley. Escrita por la pareja de actores protagonistas —parece, de hecho, fruto de un proceso muy orgánico de improvisación—, Sightseers es una road movie perversa sin anclaje alguno con una mínima noción de lógica de la realidad cotidiana, una experiencia al límite, infecciosa y maligna como todo el cine del Wheatley.

Jordi liked these reviews