Super Dark Times ★★★½

Super Dark Times es un film sinuoso, casi difícil de catalogar: su tono y sus intenciones cambian con cada acto a golpe de plot twist.
Lo que en primer término parece ser un Stand by Me taciturno, deriva después en un thriller psicológico teñido de pesadumbre y paranoia que desembocará finalmente en uno de los horrores máximos: percibir como algo extraño, ominoso, aquello que nos era familiar (qué gran instante el del rostro desvaneciéndose tras los vidrios del coche policial, por cierto).
Esta heterogeneidad, que se extiende a las formas y al punto de vista –de las tomas largas de grupo del comienzo a la subjetividad fragmentada del segundo acto– podría haber dinamitado el film de Kevin Phillips si no fuese por un poderoso denominador común que transmite la cinta desde el inicio: la adolescencia como un lapso, angustioso, extático y tedioso a la vez,  en el que se afianza la identidad y en el que la línea que separa el júbilo de la desolación es tan fina como el filo de una katana.

Gracias, Karim

Juan liked these reviews