Promising Young Woman

Promising Young Woman ★★★½

De un remix cursi de Boys a un remix tétrico de Toxic. Así se abre paso Young Promising Woman, una suerte de epifanía feminista acerca del abuso y el patriarcado que parecía ser el prototipo de película perfecta para las radicales de Twitter, menos mal ese no es el caso. Moderniza el «rape & revenge» en un contexto delicado en torno a la figura de la mujer y lo habla con soltura y humor para lidiar con el problema, aún así siento que sus intenciones narrativas y de crítica social son unidimensionales a más no poder.

Por esa exagerada caricaturización sobre la figura varonil es que las situaciones sufre Carey Mulligan dan un remate sin carisma ni innovación, algo que ya todos sabemos: los hombres somos una basura. Son pequeños puntos claves en los que la acidez y la seriedad conjugan entre sí decisiones geniales, pero siguen siendo apenas retazos de algo que nunca logra tomar la batuta. Resulta hasta tóxico el discurso que hace. Sin embargo, creo que tampoco está tan alejado de la realidad lo que plantea, es decir, obviamente en casos de abusos sexuales perdura el silencio y el beneficio de la duda hacia el hombre, mientras que la mujer es la que “debería ser culpable por lo que le pase”, y esto es algo que tiene un breve inciso en la película, generando una decepción moral para reflexionar.

A pesar de eso, el modus operandi que tiene la directora se siente como de cazadora: nos seduce hablándonos bonito al oído, deja que nos sintamos cómodos y luego nos lleva a un hueco horrible del que no podemos salir. Justo como lo que hace el personaje de Mulligan. Algo astuto a la hora de hacernos parte de esta venganza no tan maquiavélica en violencia, pero si a nivel emocional; estamos en el punto de vista de una chica marcada por la relegación del patriarcado, intentando encontrar alguien que le haga cambiar de parecer acerca de los hombres donde se consigue con Bo Burnham encarnando a la personificación de su sketch del Straight White Man. Comedia sacada de lo incómodo, drama extraído de lo exagerado y tristeza de la realidad, Emerald Fennell nos deja perplejos mientras lo hace.

Un tercer acto que da un giro de 180 grados y da el golpe en la mesa después de la irreverencia, dándonos una victoria amarga y falsa dentro de tantas derrotas. El privilegio machista sigue estando ahí, no importa quién se sacrifique por la causa. Si bien me da la sensación que hay mejores películas que lleven el concepto del feminismo y el trauma a mejores caminos, Promising Young Woman brinda cierta esperanza extraña a que las mujeres puedan obtener el cambio que buscan y que las voces que se mantuvieron calladas puedan salir a la luz y que la justicia haga que todo caiga por su peso. Además de que tiene un estilo increíble, una Carey Mulligan que rompe dientes y un estatus de culto que lo tiene más que seguro. Una película controversial para tiempos controversiales.

────────────────────────────────

El personaje de Mulligan sería la peor pesadilla del típico sujeto que viste de Hollister, responde historias de mujeres en instagram con los emojis de 😍😈🔥 y maneja Toyota.

Juanito liked these reviews

All