A Wonderful Love ★★★

Más de doce años tuvieron que pasar para que la temática que Jörg Buttgereit puso "de moda" en su momento diera como resultado a un cineasta con talento. En 'Quand on est amoureux, c'est merveilleux' Fabrice du Welz tira de amor podrido y genérico para recrear una atmósfera que se debe únicamente a los tiempos y a los medios.
Cinco años más tarde, con su primer largometraje, demostraría que estamos ante uno de los directores de cine más puros que ha dado el género en Europa desde no recuerdo cuánto tiempo.