Amigo ★★★★

David y Javi son amigos desde hace mucho tiempo. Dentro y fuera de la pantalla. Su química es poderosa y una de las claves de una historia con semejante grado de compromiso, pero es que además ahora aportan una altísima dosis de fisicidad.
Esa mezcla entre lo físico y lo químico logra que una película pequeña, una fondant de rabia tóxica para dos llevada al extremo, se transforme en gran película de horror puro. Lo hace poco a poco, arrastrándose y avanzando con sangre, sudor y lágrimas, hacia la única salida.