An American Werewolf in Paris ★★½

Tras un debut estratosférico, Waller pinchaba en hueso con una secuela imposible.
La película de Landis es supuestamente intocable. Y digo supuestamente porque si se hace bien, uno puede disfrutar de un entretenimiento digno como el presecuemake de The Thing.
Por desgracia, el gusto por la salida de tono cómica que tan bien manejaba en Mute Witness aquí es humor de brocha gorda con un reparto que deja bastante que desear y que no habría desentonado tanto en, no sé, Hostel.
A pesar de todo, la peli se deja ver. Por lo increíble, por lo cafre, por Julie Delpy y esas fiestas que, tal vez, favorecieron la llegada de Blade un año más tarde.
Lo que nunca podré perdonar, ni casi mirar, es a un hombre lobo digital.

Kiko liked this review