Bad Times at the El Royale ★★

Chris Hemsworth es un chico majísimo y la película se destruye ella sola sin necesidad de pisar a fondo el acelerador de la vergüenza ajena, pero el descontrol de su parte es de juzgado de guardia. Lástima que recaiga en él la demostración de que no hay nada dentro de este circo mediocre y pasado de fecha. Lo más sorprendente de todo es que Hemsworth, intentando reírse de algo que tenía más que superado, la cague.
Puedes aplicar lo mismo a la película y su relación con los 90s.
Si se demuestra que es una película perdida de Robert Rodríguez de hace 25 años, sube una estrella.

Kiko liked these reviews