Bait ★★★★★

Sé lo que hicisteis el último verano.

Rodada en Bolex, con película monocromática de 16mm y sin sonido directo, la última película de Mark Jenkin es el ejemplo de cine puro más espectacular que verás este año.
Tragicomedia de una mañana de verano, 'Bait' se mueve entre la experimentación más radical y el mismísimo montaje de atracciones. Todo ello mezclado a mano en viejo celuloide de mediados de los setenta.
Prima hermana de la última película de Robert Eggers, con la que comparte mucho más de lo que parece a simple vista, la película de Jenkin supone un viaje interdimensional y emocional para todo aquel criado en pueblo costero (o no) de alto nivel turístico en temporada alta.
La descomposición (o debería decir gentrificación) global desde la más absoluta interiorización personal. No se queda ahí el viaje. Su poderoso look la convierte en anacronismo y trampantojo, en una sensación que perdimos hace mucho y recuperarnos con cuentagotas: estar viendo una PE-LÍ-CU-LA.
Espectacular.

Estás haciendo tú más ruido que ellos.

Cuento algo más por aquí.

Kiko liked these reviews