Class of 1999 ★★★½

Como es lógico, si eres un macarra y tu profesor es menos potente que el disco duro que utilizas para hacer los deberes, lo normal es que lo revientes.
Constante y ascendente barrabasada de un Lester que se lo pasaba en grande revisitando las aulas que dejó sin barrer diez años atrás mientras vivía los días dorados de su entretenidísima y muy digna filmografía.