Dagon ★★½

No había vuelto por la costa desde hace casi veinte años.
En realidad, a pesar de haber leído mucho a Lovecraft desde entonces, mucho más que por entonces, nunca he tenido demasiadas ganas de volver a pasar por lo que en su momento me pareció un trabajo amateur a pesar de los nombres de Yuzna y Gordon.
Hoy ha sido el día de repescar (jé) la película y querer y no poder. Como la película.
Si bien puede ser la mejor adaptación de Lovecraft, es innegable que el casting es lamentable, que a Paco Rabal no le habría venido mal que su personaje hablase español y que, más allá de un par de personajes viscosos y, sobre todo, una estupenda ambientación, la película es un completo desastre si nos ceñimos a los valores de producción y al resultado final, donde una patada de kung fu de Raquel Meroño empalma con un puño de la actriz. Además, salvo un par de estupendas máscaras a feira (pero un par, no daba para más), los efectos especiales por ordenador recuerdan a malas cinemáticas de horrores interactivos de primera generación que ni siquiera recordamos.
Sé que fue un proyecto que Gordon intentó sacar a flote (jé) durante muchos años, con nombres más reconocidos y una mejor producción, pero no tuvo más remedio que elegir hacer su peli en la FF.
Como cuando quieres montar una franquicia de KFN y terminas montando una de Hector Chicken.
Encantadora. Valiente. Horrible.