Death Note ★★★

Netflix es el nuevo "una peli de domingo", pero aún necesita unos litros de sopa para conseguir una cadena de aciertos seguidos como dios manda. Todas sus películas, sin excepción, tienen un brutal problema con la ausencia de cambios de ritmo. Todo va a la misma velocidad todo el tiempo, y eso hace muy difícil que la historia sea trepidante.
A lo que vamos: soy un completo ignorante en el tema Death Note, pero no soy gilipollas y entiendo todos y cada uno de los mil problemas que debe tener como adaptación. Pero eh, no todo es malo aquí.
Si uno no tiene ni puta idea de la historia es divertido ver como Wingard, al menos al principio, se permite el lujo de introducir un gore prometedor, que probablemente nadie haya superado en la cadena, pero que rápidamente deja de de surgir efecto: más que nada porque hacia el ecuador deja de haber muertes para centrarse más en la investigación.
Si bien el protagonista hace lo que puede, la función la roba por completo un Lakeith Stanfield del que ya habíamos disfrutado en Get Out hace unos meses.
Lo mejor de la peli, como casi siempre en la filmografía de su director, es el tremendo morro que tiene, la guasa con la que afronta los momentos climáticos y profundos y la mala uva de la selección musical. Por eso, por ser Wingard, debes tener en cuenta que todo lo que te haga reír es absolutamente voluntario.
Te habrás olvidado de ella a los diez minutos, pero no es una mala elección para una peli de domingo.

Kiko liked these reviews