Dolemite Is My Name ★★★★

20 años después del último gran año para el cine, el séptimo arte cierra su 2019 de homenajes al mismo (Tarantino o Almodóvar ya presentaron sus particulares "Érase una vez...") con el triunfal regreso de la verdadera pantera negra de las risas: Eddie Murphy.
1999 fue casi con total seguridad el último gran año de Hollywood... y del propio Murphy, que tras la gigantesca 'Bowfinger' no volvió a brillar en solitario.
Bien, respaldado por los guionistas de 'Ed Wood', 'Man on the Moon', 'El escándalo de Larry Flint' o 'Este chico es un demonio', Murphy saca todo su flow a las órdenes de Craig Brewer, que repetirá en la secuela de 'El príncipe de Zamunda'.
No dejes pasar esta increíble (y dulcificada, pero qué más da) y estupenda historia de soñadores que funciona perfectamente como precuela espiritual de 'Bowfinger' y afrosecuela de 'Ed Wood'. Tiene ritmo, repartazo, funk y buenísima onda.

Kiko liked this review