Down a Dark Hall ★★★½

La película sortea hábilmente el folletín young adult para jovencitas de esas que se correrían en la portada de un disco de los que pincha Johnny Crunch. Cortés maneja con brío y mueve la cámara como sabe, con un resultado mucho más satisfactorio que en su anterior largometraje y consiguiendo su disparo más certero desde Concursante. No cae en ningún cliché devorador de tramas ni cuando se despendola sin rubor. Una estupenda aventura de verano.
Como puedes observar, no soy muy fan de Buried.

Kiko liked this review