Fahrenheit 11/9 ★★★★

Puede gustar más o menos, pero Moore es necesario. Dejando de lado el momento en que insinúa que Donald Trump se folla a su hija (algo a lo que el propio presidente del fin del mundo ayuda, ya veréis), la peli se ceba/centra en el horrible caso del envenenamiento de aguas en Flint o la movida de Parkland. Lloras de rabia, aprietas los dientes y al menos descubres que algún ser humano luchador e increíblemente válido, valiente y peleón queda por ahí.
Aunque todos los demás hijos de la gran puta no te dejen verlos.
Por cierto, lo de las maniobras del ejército es para mear y no echar gota.