Freehold ★★★

Comedia negra bastante cerda al servicio de un inmenso Javier Botet, fantástico actor que no necesita capas de látex para demostrar que puede llenar la pantalla. La hora y cuarto más ajustada del Bifff y un par de secuencias hermosas. Alguna risa asquerosa también te pegas.