I Am a Hero ★★★½

Mientras todos hablan de Tren a Busan, I am a Hero hace sus cosas en la sombra de manera más elegante, dolorosa, trágica... Llena de referencias claras, puyas al pensamiento USA y un montón de sangre consigue algo que parecía impensable en el género: innovar. Tanto visualmente como con el tratamiento que da al comportamiento de los no muertos más aterradores que recordamos. Muy bien, aunque sus dos horas se hacen un poco pesadas.