In Fabric ★★★★½

The Devil Wears Sales.
Peter Strickland es uno de los cineastas más personales, atrevidos, sugerentes y CACHONDOS del cine actual.
No está en la misma orilla que Hélène Cattet y Bruno Forzani, pero tampoco en el extremo de von Trier o Lanthimos.
El cineasta inglés es una bendición que está justo entre esos nombres, y los baña en horror británico de mediados del siglo pasado con pintas de cerveza barata.
La brujería de saldo, el hechizo de las rebajas, se convierte en una extraña y muy bizarra historia de humor y horror, como siempre, excesiva.
Su ambientación es tan extraordinaria como de costumbre, y su hipnotismo te agarra desde los fastuosos créditos iniciales, tan cuidados como de costumbre y con un 7'' completamente agotado obra de Cavern of Anti-Matter.
La otra gran película de terror textil de este año es unisex y deliciosa.

Kiko liked these reviews