Isle of Dogs ★★★★★

Diez años han tenido que pasar para que Anderson se atreva a dar un paso más allá del señor Fox. Isle of Dogs me gusta solo un poquito menos que aquella, pero porque soy un mierdas que se emociona con facilidad.
Lo bueno de la película (o de Anderson) es que es un ser de luz que no va a dejar que sufras más de lo debido. O sea, se sufre, pero es todo tan bonito, tan asombroso y tan perfecto que se sufre desde la admiración más profunda.
No hay ni un segundo de respiro en Isla de Perros, que consigue una cosa realmente difícil: ser una película de animación técnicamente insuperable. Del resto podemos discutir, pero muy poquito.

Kiko liked this review