Jerry Before Seinfeld ★★★½

Doble ejercicio: por un lado uno de nostalgia para el que se ha zampado la serie varias veces y se conoce los monólogos de memoria. Por otro lado, un ejercicio sobre la brutal eficacia de unos chistes que te provocan lágrimas a pesar del detalle anterior.