Madrid, int.

Estaba claro que a un indomable como Juan Cavestany esto del confinamiento no lo iba a mantener de brazos cruzados. Así, con todo el tiempo del mundo y con un montón de vídeos de amigos en su misma situación, el cineasta madrileño ha compuesto 'Madrid, Interior', el retrato sentimental en .mp4 que refleja nuestro presente.

El director ordena las rutinas de sus amigos haciendo un cine de aprovechamiento que reconforta. Menos pretenciosa de lo que puedes pensar a primera vista y con sitio para el sentido del humor (y la buena música), 'Madrid, Interior', es una propuesta muy interesante que radiografía este mismo instante.