Mimic ★★½

He visto el montaje del director, que tiene unos minutos más, pero si os soy sincero no tengo ni idea de hasta dónde modifican el resultado.
No había visto Mimic desde el cine, y con o sin montaje me encuentro la misma capa de buenas intenciones y horror clásico destruidas por la enésima película sin personalidad de entonces.
Al niño de las cucharas es para darle de hostias hasta que cumpla los 18. Se hace tediosa, pero hay cosas peores.

Kiko liked these reviews