Pet Sematary ★½

Toda la frescura que tenía 'Starry Eyes', a pesar del esfuerzo de sus responsables por querer sobrepasarte con sus miradas por encima del hombro, se ha esfumado.
A Kölsch y Widmyer les viene grandes la anterior versión, así que ya podéis imaginar lo que puede pasar con el material original, nada menos que una de las novelas más aterradoras que hemos leído en nuestra vida. Pero lo peor no es la falta de frescura o no tener nada que decir. Lo peor es que la película no tiene ritmo, los personajes son autómatas y la dirección no dista mucho de la de cualquier spot de cualquier producto.
Un sopor.