Rapture

Aprovecho la llegada de su edición limitada especial para recuperar esta debilidad personal. Arrebato tiene uno de los desenlaces más aterradores del cine español, una ejecución inolvidable que ríete tú de las cintas VHS malditas del maldito Oriente.
Cuanto más la veo más alucino con la química del reparto y con la cantidad de recursos que avanzó en el género de lo que sea que es Arrebato, el Drácula de la movida madrileña. Nuestro Videodrome: Tomavistadrome.