Revenge ★★★

Prefiero al otro Scott, al que está forjado en hierro y plomo. O al menos al que está editado con más cabeza.
Revenge tiene ese aspecto de mutación de sala de edición que apaña lo que puede a pesar de un ritmo que no termina de cuajar.
Pero sale Miguel Ferrer y me gusta que lo de menos sea la venganza. Además, quién se venga aquí. Divertido culebrón pulp que necesitaba un poco más de punch.

Kiko liked this review