Seven

Increíble. 'Los siete profesionales' marca un antes y un después. Es el eslabón entre el espionaje y el erotismo de los setenta y lo que traería la bendita Cannon algo más tarde.
También fue el salto de calidad de Andy Sidaris, que venía de 'La porno detective' (maravilloso título español para 'Stacey') y asentó su base cinematográfica en Maibú (Malibu Bay Films) para dominar el actioner hawaiano durante diez años de gloria.
Sidaris fue mucho más que el Mariano Ozores de la acción USA (entendiendo por Mariano Ozores al cineasta de las brillantes películas de Esteso y Pajares), algo que aquí se nota desde los títulos de crédito. Qué coño, Sidaris fue un mago y vosotros estáis tardando en recuperar una filmografía inimaginable ahora mismo. Un entretenimiento de primer nivel que ni por asomo parece pertenecer a la década en que fue rodada. Maldito genio loco adelantado a su tiempo.