Siete Cabezas

La verdad es que no me he sentido invitado en ningún momento. Lo peor de los fuegos lentos (e internos), o al menos su parte menos atractiva para mí, elevada a la máxima potencia.
Consigue que La región salvaje parezca Transformers.