The Bourne Legacy ★★★

La mayor ventaja de la película en la que el guionista oficial de la saga tomaba los mandos, era también su mayor inconveniente.
'El legado de Bourne' no es un thriller de espías como todos los demás. Es casi un thriller médico de ciencia ficción. Que se desarrolle en paralelo a la tercera entrega la dota de algo más de fuerza, pero incluso teniendo reciente la película de Greengrass, es demasiado compleja para tratar una historia más simple de lo que parece.
El avance genómico más importante de la historia de la humanidad al servicio de un programa de asesinos perfectos ideado en los despachos más oscuros de la CIA merecía mucho más.
Jeremy Renner aguanta el envite con gracia, pero el peso a soportar es demasiado, y tener a un Edward Norton que parece recién salido de 'El dragón rojo' no ayuda.
Tampoco lo hace clonar secuencias de acción ni la sobreactuación de Rachel Weisz.
Es la peor, pero no es lo peor.