The Count of Monte Cristo ★★★★

No es Robin Hood, porque eso no se puede igualar, pero qué divertida venganza perra, qué Guy Pearce disfrutando como homo-villano receloso del éxito ajeno y qué dislate de presentación a la altura de un Gatsby sediento de venganza.
Ideal para el fin de semana.