The Driller Killer ★★★½

El prometedor inicio de Abel Ferrara fue esta película improvisada e independiente sobre el estrés de vivir en la gran ciudad.
Han pasado 40 años desde entonces y todavía seguimos abriendo las facturas de la misma manera.
Irregular y divertida, El asesino del taladro es una película lo suficientemente buena como para que lo más escandaloso de la misma sea que no llegó a estrenarse en Reino Unido hasta 2002.
Con A Bucket of Blood y Bliss forma una curiosa trilogía del terror como una de las Bellaa Artes.