The Hunger ★★

La película más chunga de Tony Scott y, entiendo, la única razón por la que se podría criticar su estilo videoclip. A lo largo de su filmografía nunca ha sido tan pesado en la superposición de planos, metáforas y momentos de vergüenza ajena. Sí, Bowie, el maquillaje, el gusto por ir sin sujetador en los ochenta, algún momento de angustia y el habitual romanticismo trágico del género tienen su gracia, pero la película es realmente difícil de soportar.