The Onania Club ★★★½

Cinco años después del fabuloso cierre de su trilogía del ciempiés, Tom Six sigue demostrando que no hay nadie mejor a la hora de provocar por provocar.
Este selecto club de onanistas, al que he sido invitado como testigo presencial, es exactamente lo que uno se espera de su director. Y eso es, en realidad, el punto más negativo de la película: da exactamente lo que crees que te dará. No hay lugar para la sorpresa definitiva.
Pero ojo, que lo que da es mucho.
'The Onania Club' es un noir en blanco y negro narrado en forma de confesión y bañado en música de cine negro sobrecargado. Su ambiente entre 'Mulholland Drive' y 'Crash' (la de Cronenberg, a la que deja a la altura de 'Love Actually') ayuda a la hora de hacer algo muy importante y que siempre es necesario con el cine de Tom Six: nada de tomarse esto en serio. Puede que al haber disparado en tantas direcciones alguna de sus balas termine por rozar tu piel. Pero no se lo tengas en cuenta. Alguien tenía que sacar a la luz la bajeza más extrema de nuestra descompuesta sociedad y además sacarte una sonrisa al final.
Llegado ese punto, no sé si el enfermo es él o seré yo.