The Ranger ★★★

Un chute rosa fosforito que desprende únicamente ganas de pasar un buen rato.
Condenada al ostracismo de la maratón golfa, sus 70 minutos se llevan estupendamente con algún golpe de humor y mucho musicote. Contra todo pronóstico, es mejor que su retro-fallido-innecesario-tráiler. Pink Room.