Wild Session ★★★★

Un fastuoso, necesario y reconfortante viaje a un pasado que no sé si era mejor, pero que desde luego fue mucho más entretenido y rico en contenido. Emocionante cuando recuerda la libertad genial de nuestro cine de entonces, pero más aún cuando nos recuerda que lo importante eran las ganas y la ilusión. Del cine y del espectador. Sobre todo del espectador. Hay que recuperar ambas cosas y solo depende de nosotros.
Obligatoria.

Kiko liked these reviews