• V for Vendetta

    V for Vendetta

    ★★★★

    No es ni mucho menos mejor que la novela gráfica de David Lloyd y Alan Moore, pero sí una adaptación muy meritoria, visualmente espectacular y con una interpretación fantástica por parte de todos los actores, desde Natalie Portman a John Hurt, pasando por Stephen Rea o Roger Allam. Mención especial a la banda sonora compuesta por Dario Marianelli, pero la estrella de la función, en cualquier caso, es un Hugo Weaving que hace maravillas y derrocha carisma solo con su…

  • Borat Subsequent Moviefilm

    Borat Subsequent Moviefilm

    ★★★

    Borat Película Film Secuela pierde el impacto y la frescura de la primera parte (bastante superior a esta), pero sigue siendo hilarante en su ácida y desenfrenada crítica a Estados Unidos, combinando escenas para llorar de risa (la de la clínica anti-abortista) con otras tremendamente incómodas (como la de Giuliani). Quizás le sobren diez minutos de metraje, pero lo compensa de sobras con los momentos en los que se desmelena y lanza bromas sin ningún tipo de filtro o sutileza,…

  • Vertigo

    Vertigo

    ★★★★½

    En manos de manos de cualquier otro director esto habría sido un desastre, pero en las de Hitchcock Vertigo se erige como un thriller modélico (aunque quizás un poco más largo de la cuenta), con varios plot twists tremendamente efectivos y una cinematografía espectacular (aunque no tanto como Kim Novak, que lo suyo en esta película es de no creérselo). Sin embargo, creo que lo más interesante es que probablemente sea una de las cintas más autoconscientes del genial director…

  • Batman Begins

    Batman Begins

    ★★★★½

    A menudo ignorada bajo la gran sombra de The Dark Knight, Batman Begins sería la mejor película de origen de superhéroes de no existir esa maravilla que es Unbreakable, y aun así se queda muy cerca. Nolan, en cualquier caso, firma aquí un blockbuster modélico, que gana con cada nuevo visionado y que se eleva muy por encima de los X-Men de Singer o el Spider-man de Raimi, hasta entonces referentes modernos del género. Es, y ese es su gran…

  • Trading Places

    Trading Places

    ★★★½

    Una de las grandes comedias de la década de los ochenta, que se eleva por encima de la media gracias a la actuación de Murphy y Aykroyd, en dos de los mejores papeles que han tenido desde su salto del SNL a la gran pantalla. Cuando la película funciona - y, afortunadamente, lo hace la mayor parte del tiempo - resulta divertidísima, e incluso se permite lanzar algún que otro ácido dardo de crítica social hacia temas como el racismo o el capitalismo más salvaje.

  • The Big Short

    The Big Short

    ★★★½

    El gran mérito de The Big Short es que su cínico y moderno estilo narrativo y de montaje (que McKay refinaría más tarde con la notable Vice) convierte una historia que debería ser incomprensible para la mayoría de los mortales en una mordaz y muy necesaria representación de los sucesos que provocaron la mayor crisis económica mundial desde el crack del 29 (hasta la llegada del coronabicho, al menos). La gran tragedia es que, aunque en ocasiones parezca una sarcástica comedia, lo que muestra la película son hechos reales, de los que todavía hoy estamos pagando las consecuencias.

  • Sonic the Hedgehog

    Sonic the Hedgehog

    ★★★

    Simpática, divertida y, lo más increíble, muchísimo mejor de lo que cabía esperar tras el fiasco del primer tráiler, hasta el punto de que probablemente sea (que tampoco tiene mucho mérito, vista la competencia) la mejor adaptación hasta la fecha de un videojuego a la gran pantalla. Puede que Sonic perdiese el rumbo en los videojuegos hace mucho tiempo (exceptuando Sonic Mania, claro), pero es posible que tenga futuro como franquicia dentro del cine familiar más comercial, ese que únicamente busca, de forma genuina y honesta, entretener al espectador.

  • Uncut Gems

    Uncut Gems

    ★★

    Una portentosa actuación de Adam Sandler, injustamente ignorada en la temporada de premios, no basta para salvar una pretenciosa película que se cree muchísimo más lista y sofisticada de lo que realmente es, con un guión vacío y previsible que insiste una y otra vez, con la sutileza de una apisonadora, en la inevitabilidad del destino del protagonista.

  • The Gentlemen

    The Gentlemen

    ★★★★

    Guy Ritchie volviendo, por fin, a hacer lo mejor sabe: hacer una película de Guy Ritchie. The Gentlemen recupera ese cine de gángsters que tan bien se le da al británico, y se descubre como una cinta a la altura del legado de Snatch y Lock & Stock (no tan buena como estas, sin duda, pero desde luego mejor que Rockanrolla o Revolver), con un guión sólido y meticulosamente calculado que gira alrededor de un puñado de personajes carismáticos encarnados por un grupo de actores que salta a la vista que están totalmente comprometidos con la causa.

  • Underwater

    Underwater

    ★★½

    Deja de intentarlo, Hollywood: Kristen Stewart carece de cualquier atisbo de carisma y esta es la enésima demostración de que no vale para cargarse una película sobre sus hombros, ni siquiera cuando es una tan derivativa y simple como esta. Underwater es una mezcla de terror y suspense que se deja ver y entretiene durante hora y media, pero tampoco va más allá de ser una mera secuencia de clichés, situaciones, personajes y, por qué no decirlo, agujeros de guión, que ya hemos visto docenas de veces en cintas muchísimo mejores, como Alien o Abyss.