My Big Night

My Big Night ★★★½

Le tenía un poco la pista perdida a Alex de la Iglesia, a la espera de ver El Bar, y me alegro de haberlo vuelto a encontrar en esta Mi Gran Noche. Planteada como un divertimento sin más pretensiones que reírse de ese monumento a la horterada que son las galas televisivas de Nochevieja, esta loca comedia coral progresivamente desmadrada y encaminándose a una espiral de desastres parece poseída por el espíritu de un comic de Mortadelo de los viejos tiempos... si Ibañez se hubiera puesto hasta arriba de crack, claro. Aunque, para lo que es Alex De La Iglesia, su mala lecha patentada está algo más comedida que de costumbre, y casi diría que es una de sus películas más amables (para lo que es él, claro). Mi momento favorito:, un villanesco Raphael interpretando a una versión (aún más) pasada de rosca de si mismo, ataviado con el traje kriptoniano de Marlon Brando en el Superman de Richard Donner. Nuff said.