After Hours

After Hours ★★★★★

En la primera escena de la película, Paul -el protagonista- está entrenando a un nuevo empleador, que debe aprender a cómo procesar textos. Mientras le está enseñando, Paul se da cuenta de la vida monótona que tiene dentro de su oficina, y, de alguna manera, se lamenta de su trabajo, como quien se replantea qué carajo está haciendo con su vida.
A continuación, sale del trabajo y se dirige a su casa, la cual es minimalista, aburrida, y está decorada siguiendo ese concepto. La casa entera está pintada de gris, al igual que sus muebles y la vestimenta de Paul, y no tiene absolutamente ningún color además de la paleta del gris.
Paul es eso, un hombre mancebo que no tiene color en su vida, sin muchos exabruptos o emociones, que un día pide vivir una experiencia.
Querías color pibe? Tincho Scorsese te da color.

luka liked these reviews